967 50 25 47

Buenos días a tod@s, perdonad que interrumpa vuestras vacaciones, pero como toda la información que os voy a poner a continuación ha tenido lugar después de mantener nuestra reunión de final de curso, me parece interesante que contéis con ella. Además estoy segura 100%, que con el título que le he puesto, voy a tener a mucha gente leyendo en estos momentos con atención, jejeje.

He leído el blog que escribió D. Javier en su día y salvo algunos cambios os traslado la información al completo.

En la  mañana del 28 de junio el Consejo Escolar aprobó las nuevas condiciones de uso de la plataforma de aprendizaje Snappet, como recordaréis, os hablé de ella en la reunión, pero no os pude dar muchos detalles, ya que, en esos momentos se estaban llevando a cabo las negociaciones.  Como sabéis el colegio ha estado utilizando desde hace ya algunos cursos con los alumnos de cuarto, quinto y sexto esta metodología. Algunos de vosotros tenéis hijos en cursos superiores y sabéis de qué va, pero permitidme que lo explique brevemente para quienes no conocen nada de ella, y no estuvieron el día de la reunión. Snappet ofrece una plataforma educativa en línea con muchísimas actividades encuadradas en las áreas curriculares de Lengua y Literatura, Matemáticas e Inglés. Cuando los alumnos se dan de alta en la plataforma quedan vinculados a su curso, que está gestionado por los maestros del colegio. Los maestros pueden entonces asignarles tareas para que las resuelvan y aquí es donde empieza lo interesante. En función de sus aciertos y errores, la plataforma empezará a adaptarse a cada alumno de manera individual, ofreciéndoles tareas individualizadas para reforzar aquellos aspectos en los que necesiten mejorar. Todos empiezan haciendo los mismos ejercicios, pero acaban haciendo otros completamente diferentes. Mientras esto ocurre, a los maestros les llega información en tiempo real, con lo que rápidamente pueden detectar si cualquiera de ellos tiene alguna dificultad en alguna cuestión concreta para abordarla de manera adecuada e inmediata. Todos estos datos permiten además elaborar unos informes bastante interesantes, la verdad.

Aunque llevamos algunos años usando esta plataforma (y estando en general muy satisfechos), somos conscientes de que durante este tiempo ha habido algunas cuestiones mejorables, motivo por el cual se han renegociado las condiciones de uso. El acceso a la plataforma puede realizarse desde cualquier dispositivo electrónico conectado a Internet, pero para poder utilizarlo también en clase (que nos parece más interesante que hacerlo sólo desde casa) Snappet nos ha venido proporcionando tabletas digitales para todos los alumnos en régimen de alquiler. Claramente, las tabletas habían envejecido regular (tirando a mal) y ya andaban muy justas de potencia para cualquier cosa que no fuera el acceso exclusivo a la plataforma. Esto ha generado cierta frustración y nos ha empujado a intentar ponerle remedio.

Tras hablar con Snappet y con la pertinente aprobación por parte del Consejo Escolar, se ha acordado que a partir del próximo curso, Snappet sustituirá las tabletas digitales por ordenadores Chromebook para todos los alumnos de cuarto, quinto y sexto curso. Por supuesto, estos dispositivos seguirán siendo cedidos en régimen de alquiler, por lo que en caso de mal funcionamiento o de avería (siempre y cuando esta no se haya producido por un uso negligente), Snappet procederá a la sustitución y reparación del equipo. La coletilla del uso negligente es laxa hasta cierto punto. Estos años les he visto cambiar muchísimas tabletas con las pantallas rotas (y las pantallas no se rompen solas, no sé si me explico). Evidentemente tendréis que inculcarles pautas de uso y cuidado de los equipos para minimizar los riesgos y reducir al máximo los accidentes, pero los accidentes ocurren de vez en cuando y Snappet siempre ha respondido enviando nuevos dispositivos.

El caso es que si son dispositivos más potentes y más capaces, pues evidentemente también son más caros. La cuota anual por el alquiler de los mismos ha aumentado y eso es precisamente lo que el Consejo Escolar ha autorizado y aprobado tras valorar que con ellos el centro va a volver a desarrollar clases de pensamiento computacional (que es ese nombre tan rimbombante que le han puesto con la nueva ley a eso que antes se llamaba informática). Por supuesto, los especialistas del resto de áreas podrán también aprovechar a discreción que los alumnos cuenten con un dispositivo electrónico a su disposición, dado que su uso no estará restringido a las áreas curriculares que desarrolla Snappet. 

Si os cuento todo esto hoy, es porque me parecía importante que contaseis con toda la información, y para que vayáis haciéndoos a la idea desde ya mismo y no os pille de sopetón cuando volváis en septiembre. El alquiler de estos Chromebooks tendrá un coste de 120€ anuales, que se permite fraccionar trimestralmente y por tanto abonar en tres pagos de 40€. Este coste incluye, por supuesto, la activación y el uso de la plataforma de aprendizaje durante todo el curso, plataforma que (perdonadme que insista nuevamente en esto, pero me han pedido que sea meridianamente claro en ello) forma parte de los materiales curriculares aprobados por el Consejo Escolar del Centro.

Os deseo unas felices vacaciones junto a vuestros hijos, dadles un achuchón inmenso de mi parte a todos. Que descansen, que por supuesto que se lo tienen merecido, pero que no paren del todo estos dos meses.

Un abrazo a tod@s.

Laura.